Centro de conocimiento
Guías y reportes

El riesgo de fraude aumenta en fin de año: ¿cómo prevenirlo?

La tecnología se vuelve fundamental para cuidar la privacidad y seguridad de los consumidores en una época de alta intención de compra, pero también con índices de riesgo elevados debido al alto número de consumidores en línea

16 noviembre, 2022
 ·  5 minutos
El riesgo de fraude aumenta en fin de año: ¿cómo prevenirlo?

Imaginemos que el comercio electrónico es un lago al que los estafadores voltean de forma frecuente, en busca de su ‘pesca del día’. Si bien todos los días hay un alto número de potenciales víctimas de esos ‘pescadores’, cuando llegan el Buen Fin y las temporalidades de ofertas del fin de año, el número de ‘peces’ se multiplica.

Es decir, entre más personas se encuentran comprando en línea, entonces mayor es el riesgo de fraude electrónico dentro del comercio electrónico. Y sí, los estafadores se están ‘frotando las manos’ cuandose dan cuenta de que 8 de cada 10 mexicanostienen la intención de comprar productos en línea durante el próximo Buen Fin, solo por mencionar un ejemplo.

Por eso, los comercios deben poner atención especial en su estrategia de gestión de riesgos de cara al fin de año, con el objetivo de proteger sus transacciones y la privacidad de sus usuarios. De no hacerlo, no solo perderán dinero sino que sufrirán un golpe directo en su reputación de marca.

¿Cuáles son las principales amenazas?

Una de ellas es el skimming. Se trata del robo de información de tarjetas utilizadas durante alguna transacción, con la finalidad de reproducirlas o clonarlas para su posterior uso fraudulento. El nombre de este fraude viene del skimmer, la máquina de escaneo que se coloca en la ranura del cajero automático donde se insertan las tarjetas.

La clonación de tarjetas es un fraude muy común en México y consiste en el copiado de la banda magnética de las mismas, la cual contiene datos como:

  • Nombre y apellidos del titular
  • Número de la tarjeta
  • Fecha de expiración
  • Número de seguridad (CVV)

En otras palabras, tiene todos los datos necesarios para que los ladrones puedan hacer transacciones sin el consentimiento del tarjetahabiente o retirar dinero de cajeros automáticos y otras vías.

También, laComisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señala que dentro de las principales prácticas para estafar mediante la red se destacan:

  • Envío de spam o correo basura
  • Smishing, que consiste en enviar mensajes SMS que redirigen a sitios apócrifos para el robo de información
  • Phishing, que opera mediante correos electrónicos falsos

¿Cómo protegerse?

Es importante, primero, saber que es fundamental hacer uso de los datos paragenerar una estrategia antifraude que beneficie a los consumidores y al negocio. Hoy en día, el Reporte de Retail de Adyen 2022 indica que el 28% de los comercios en el mundo estaño utilizando correctamente los datos de pago para comprender mejor el comportamiento del usuario, y el el 43% de los usuarios creen que los minoristas requieren hacer uso de esa información para crear entornos más seguros.

Para la correcta gestión de esos datos es indispensable hacer uso de Inteligencia Artificial. Esta tecnología juega un rol muy importante para que los patrones de comportamiento recolectados por los negocios, ayuden a ‘aprender’ mejor sobre el comportamiento de compra legítimo.

De ese modo, se logra que los ataques o movimientos sospechosos salgan a relucir por sí mismos, haciendo además que la respuesta y detección de operaciones maliciosas sea cada vez más intuitiva y rápida.

Hacerlo es fundamental si consideramos que un ciberataque tiene consecuencias que van más allá del costo de la información comprometida. Es decir, no solo se trata de los datos robados, sino que las entidades tardan demasiado tiempo en regresar a sus operaciones normales y, en ocasiones, tienen que incluso parar por completo.

En total, tomando en cuenta todas las implicaciones tanto durante como después del ataque, el costo promedio de recuperación de un hackeo actualmente es de$1.85 millones de dólares.

En esa materia, Adyen cuenta con una solución que combina el trabajo de la inteligencia artificial con la gestión de riesgos inteligente llamadaRevenueProtect. Se trata de una herramienta que utiliza el aprendizaje automático y la IA para detectar, prevenir y responder al fraude y al riesgo de hackeo, todo gracias a una vista unificada de los datos de pago y utilizando plantillas de riesgo combinadas con tecnología.

De ese modo, la configuración de seguridad del negocio se personaliza, todo con reglas detalladas y verificando minuciosamente cada transacción.

Además de combinar inteligencia artificial para la detección de fraudes y posibles ataques cibernéticos, Revenue Protect realiza un correlacionamiento de eventos, autenticación dinámica (Dynamic 3DSecure) y revisiones manuales para generar un diagnóstico de quién está detrás de cada transacción de comercio electrónico.

Lo anterior incrementa la precisión de la estrategia antifraude y logra que el comercio envíe a la red de pagos un volumen cada vez más alto de transacciones legítimas, lo que aumenta la confiabilidad y, en consecuencia, la tasa de aprobación.

En fin de año, es importante que la seguridad sea un aspecto prioritario que cuidar para cualquier negocio. El riesgo de no hacerlo es muy grande no solo en lo económico, sino en cuanto a la reputación del negocio y a la lealtad de los consumidores. Un cliente, hasta el más fiel, puede irse y nunca volver cuando nota que su seguridad online está en riesgo al acudir a una tienda insegura.

Si quieres saber más sobre cómo la tecnología de Adyen puede impulsar tu negocio,acude a nuestros especialistas.




Regístrate en nuestra newsletter

Suscríbase a nuestras alertas

Confirmo que he leído la Política de Privacidad de Adyen y estoy de acuerdo con el uso de mis datos.