Centro de conocimiento
Guías y reportes

¿Qué es el ecommerce y cómo comenzar a utilizarlo?

No importa el tamaño de tu marca, esta es una tendencia a la que deberías sumarte. Si ya tienes un ecommerce, es un buen momento para optimizarlo

30 abril, 2021
 ·  4 minutos
No importa el tamaño de tu marca, el ecommerce es una tendencia a la que deberías sumarte. Si ya tienes un ecommerce, es un buen momento para optimizarlo

La tendencia de vender todo tipo de productos a través de internet no es nueva y, dado que seguirá tomando fuerza en los meses y años por venir, es un buen momento para entender qué es el ecommerce, qué tanto necesitas para comenzar a utilizarlo o cómo puedes optimizarlo en caso de que ya tengas uno.

Para los principiantes, vale la pena decir que no requieres grandes conocimientos de desarrollo web, pues hay varias plataformas que hacen todo el trabajo por ti. Tampoco necesitas saber demasiado de logística, distribución o envíos. Lo que sí es importante que sepas es que necesitarás invertir para abrir tu ecommerce, y no solo nos referimos al dinero, sino también al tiempo, ya que requiere que seas administrado y visionario.

Así mismo, existe mucha documentación en internet que te hará aprender lo básico y empresas como Adyen te facilitarán la implementación de una plataforma de pagos universal, así que en realidad tienes poco de qué preocuparte.

A continuación de ofrecemos los primeros pasos para levantar tu ecommerce y pondremos énfasis especial en aquellos que puede que necesiten una optimización, en caso de que ya tengas uno, sobre todo en momentos de alto volumen de transacciones.

Aspectos a tener en cuenta para entender qué es el ecommerce

Nombre y dominio de tu tienda

Si ya tienes una marca y hasta un sitio web, puede que este punto sea muy sencillo de definir. De todas formas, no está de más que recuerdes que el nombre de tu tienda debe poderse escribir fácilmente para que sea recordado, ser corto y descriptivo (tanto como se pueda).

Trata de que sea un .com y/o que tenga la denominación de tu país de origen en caso de que sólo vendas ahí (.mx, .co, .ar, etc.).

Empresa de hosting

Realmente el hospedaje es la única inversión de dinero que tendrías que realizar, así que busca una empresa que sea de calidad y te dé garantía, sobre todo que sepa reaccionar y darte un buen servicio en momentos de alto volumen de ventas.

Si ya tienes un ecommerce, te sugerimos que evalúes qué tal te ha ido con tu hosting, ¿carga lo suficientemente rápido? ¿Sabes si Google te ha penalizado por no tener la velocidad adecuada? ¿Tienes espacio suficiente para una posible expansión?

Ahora bien, si quieres ahorrarte trabajo, puedes abrir tu ecommerce en alguna plataforma dedicada que ya tenga todo listo para que tú solo te dediques a vender.

Empresa de mensajería o envíos

Si bien puedes gestionar tú mismo la logística y envío de tus productos, te recomendamos que inviertas en una empresa que lo haga por ti, sobre todo si estás iniciando en el ecommerce.

Existen muchas empresas, así que elige la que te dé garantías, haz una prueba antes de vender directamente a tus clientes y considera varias opciones en caso de que quieras cambiar de proveedor.

CMS

CMS significa content manager system, o sistema de gestión de contenidos en español, y se refiere a la plataforma donde un usuario puede administrar y gestionar contenidos de una web con facilidad y sin conocimientos de programación.

Actualmente hay muchos CMS gratuitos que son de código abierto, así que puedes implementarlos tú mismo o pedirle a algún profesional que te ayude.

Respecto a las plataformas, las dedicadas cuentan con su propio CMS o puedes usar otras muy populares y flexibles. Trata que tu hosting tenga preinstalada la plataforma que elegiste para que todo sea más rápido y sencillo.

Diseño y contenido

Personaliza tu tienda de tal forma que tus productos, las imágenes y los textos sean atractivos y llamen la atención, especialmente si vendes cosas que también otros ofrecen.

Acepta los principales métodos de pagos en línea

Gran parte de las transacciones de compra-venta se interrumpen cuando el cliente no encuentra su método de pago preferido en las tiendas. Gracias a esto, inspirarás confianza y quitarás un obstáculo del camino de tus compradores.

Para ahorrarte trabajo y trámites complicados con los bancos o las pasarelas que existen, puedes trabajar con una plataforma integrada que no solamente te permita aceptar pagos de muchas fuentes, sino que también lo haga tomando en cuenta marcos legales y requisitos de cada compañía, así ya no tienes que preocuparte por nada.




Regístrate en nuestra newsletter

Suscríbase a nuestras alertas

Confirmo que he leído la Política de Privacidad de Adyen y estoy de acuerdo con el uso de mis datos.